¿Cómo preparar el pescado?: tipos, utensilios y cortes.

El pescado es uno de los alimentos más saludables que existe. Es una importante fuente de nutrientes además de ser uno de los productos más utilizados en una gran cantidad de dietas de todo tipo. Pero en ciertos países factores como las prisas, el estrés y el poco tiempo para cocinar están haciendo que variemos considerablemente nuestra manera de comer.

En una de las dietas más equilibradas y variadas que existen, la dieta mediterránea, estos factores están provocando una reducción en la ingesta de pescado. También ha aumentado el consumo de sucedáneos del pescado y platos semielaborados que, como todos sabemos, son menos saludables que los platos caseros que podemos cocinar en casa.

Con este artículo os vamos a dar unos consejos que os ayudarán a cocinar deliciosos platos con este maravilloso producto.

Tipos de pescado 

Los pescados, desde el punto de vista nutricional, se clasifican según su contenido porcentual de grasa corporal. De acuerdo con esto existen tres grupos:

Pescados blancos o magros

Su porcentaje de grasa es < 2,5%. Algunos de los pescados magros más conocidos son: acedia, bacaladilla, bacalao, dorada, lubina, lenguado, rodaballo, etc.

Pescados semigrasos

Estos pescados contienen entre un 2,5 – 6% de grasa. En este grupo podemos encontrar: emperador, trucha, merluza, salmonete, rape, besugo, etc.

Pescados azules o grasos

El nivel de grasa supera el 6%. La sardina, caballa, arenque, anchoa, boquerón, atún, verdel, esturión, jurel, etc. son algunos ejemplos.

Además de su clasificación nutricional existe un truco para saber a simple vista si el pescado es blanco o azul. Basta con fijarse en su cola: si esta es, más o menos recta, sería blanco. En cambio si la cola es angular, en forma de flecha, el pescado es azul.

Qué podemos hacer para cocinar más este fantástico alimento 

En primer lugar hay que acostumbrarse a ir a comprar el pescado y hay que decir que existen unos magníficos profesionales que nos aconsejarán en qué podemos llevarnos e incluso en cómo cocinarlo. Tanto si vais a la pescadería de vuestro barrio o mercado, cosa que sugerimos, o a un supermercado, lo importante es que empieces con pescados fáciles de cocinar y poco a poco vayas cocinando recetas mas complicadas.

Un problema habitual es que mucha gente, especialmente los niños, asocian el pescado a algo complicado de comer, con espinas, escamas, etc. y hay que dejar claro que no tiene por qué ser así.

Un consejo es que pienses qué tipo de pescado quieres cocinar, que mires unas recetas e ir a tu pescadería tranquilamente porque te prepararán el pescado a tu gusto y te lo llevarás a casa limpio y preparado para cocinar.

Utensilios para cortar y limpiar el pescado

Aunque algunas personas por falta de conocimiento o medios deciden llevarse el pescado ya limpio a casa, si eres de los que prefieres aprender a limpiarlo y cortarlo tú mismo sería imprescindible hacerte con:

Tabla de corte

Es aconsejable tener varias tablas para cortar diferentes tipos de productos: pescados, carnes y futas y verduras.

Tijeras

Si quieres limpiar y cortar el pescado, es fundamental tener unas buenas tijeras para hacer el trabajo de una manera más eficaz.

Cuchillos

En cualquier cocina debe haber diferentes tipos de cuchillos para cortar, deshuesar, etc.

Escamador

Este utensilio es el que debe utilizarse para escamar el pescado, sobre todo aquellos que son más grandes y las escamas más molestas.

Afilador

No hace mucho pasaba el afilador por cada barrio con su música inconfundible, pero cada vez es más difícil verlo. Por lo que, es conveniente tener un afilador en casa que nos permita afilar cuchillos, tijeras… y tenerlos siempre perfectos.

Pinzas quita-espinas

Como indica su nombre esta herramienta sirve para eliminar las molestas espinas y que el pescado quede perfecto para cocinarlo.

Tanto si eres de los que preparas el pescado, como si lo compras ya preparado, es muy importante saber que existen diferentes tipos de corte del mismo, lo que nos da multitud de posibilidades de cocinar el producto de diferente manera.

Los cortes básicos del pescado

Filete

Generalmente se obtienen de pescados de lomos grandes. De cada pescado se pueden sacar cuatro filetes estrechos y alargados, puede tener piel o carecer de ella. Para realizar este corte se coloca el pescado en la tabla y se hace una incisión detrás de la cabeza hasta el espinazo, sin llegar a seccionarlo. Con el cuchillo en esta zona, se mueve hacia la cola, sin completar el corte, y se separa la carne de la piel, primero con un trapo limpio y luego con el cuchillo.

Lomo

Se obtienen de pescados cilíndricos (salmón o merluza). Tras dividirlo en dos partes iguales se sacan dos lomos de cada pescado.

Rodaja

Es el corte vertical de una pieza de pescado cilíndrico grande, como el bonito, el bacalao o la merluza. Incluye la carne, la piel y la espina. Para realizarlo, se coloca el pescado en la tabla y se secciona de manera transversal, de lado a lado. Los siguientes cortes se harán en paralelo, a unos cinco o seis centímetros de distancia entre ellos.

Trancha

Igual que la rodaja, pero en pescados planos de gran tamaño como el rodaballo o los gallos. También se emplea en piezas grandes que no son totalmente planas pero tienen forma ovalada, como algunas doradas, los zapateros y el besugo.

Medallón

Son rodajas sin piel ni espinas. Los mejores pescados para aplicarlo son los que tienen forma cilíndrica, como el bonito o la merluza.

Suprema

Es un trozo de pescado limpio, sin piel ni espinas, que se saca del lomo. Son piezas gruesas de unos 10 centímetros de longitud, el tamaño aproximado de una ración.

Troceado

Son trozos pequeños sin piel ni espinas que se sacan de pescados grandes, como el atún. Habitualmente se cortan en forma de dados.

Además recuerda que lo que sobra, después de que te lo preparen en la pescadería o tú mismo, cabeza, espinas y cola, se puede aprovechar para hacer un buen caldo. Esperamos que este artículo te haya servido para descubrir nuevas posibilidades de cocinar el pescado y sobre todo ver que bien limpio y cortado se puede convertir en un maravilloso plato y muy fácil de preparar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *